Make your own free website on Tripod.com

Scorpion Linings del Ecuador


La Oxidación al Detalle

El óxido es un proceso electroquímico. En una superficie de hierro, ciertas partes actúan como cátodo, y otras como ánodo. La humedad en la superficie del hierro hace el papel de electrolito entre cátodos y ánodos.

En la ilustración hay un pedazo de hierro (gris) cubierto de pintura verde. La pintura tiene un raspón en ella. El agua y el oxígeno del aire obtienen acceso al hierro a través de este raspón. La superficie del hierro bajo la pintura se torna húmeda. Esta humedad provee el camino para que iones migren de un lugar a otro.

Fe = Fe(+2) + 2e-
 
Fe(+2) + 2OH- = Fe(OH)2
4Fe(OH)2 + O2 + H2O = 4Fe(OH)3


El ánodo puede estar en cualquier parte de la superficie del hierro. Generalmente se ubica en el lugar en donde hay alguna falla microscópica o una impureza en la estructura cristalina del hierro. La reacción creada por el ánodo es la oxidación de los átomos de hierro (Fe) produciendo iones (Fe(+2)).

Los electrones viajan en el hierro a través de las superficies mojadas de este. Al mismo tiempo, los iones (Fe(+2)) migran a los mismos lugares a través del agua en la superficie del hierro.

En el cátodo, las moléculas disueltas de oxígeno (O2) se transforman, en presencia del agua (H2O), en iones de hidróxido (OH-). A continuación comienzan dos eventos químicos.

  1. Los iones Fe(+2) producidos en el ánodo y los iones OH- producidos en el cátodo forman hidróxido ferroso (Fe(OH)2).
  2. El Fe(OH)2 sólido es oxidado más todavía por el oxígeno disuelto remanente, y se transforma en óxido férrico hidratado (4Fe(OH)3), comúnmente llamado óxido.
El óxido gradualmente se acumula, mientras el ánodo se desintegra dejando un agujero en el metal.

 


Arriba


Modificado el Sábado, 27 Diciembre, 2003